Volver a Blog

5 casos en los que te puedes beneficiar de un seguro

5 casos en los que te puedes beneficiar de un seguro

Categoría:Presupuesto

Categoría: Presupuesto

Si estás buscando tranquilidad al saber que, ante alguna eventualidad, vas a estar respaldado económicamente, es
muy importante considerar el contrato de un seguro.
Muchas pólizas además, no sólo cubren ante situaciones desafortunadas, también entregan asistencia y otros
benecios.

¿En cuáles casos especícos me podría beneciar de un seguro?

Un seguro puede traer varios benecios frente un sin número de situaciones, algunas de ellas de enorme incidencia
en la vida del asegurado. Algunos ejemplos son:

2. En caso de perder el trabajo

En caso cesantía, existen seguros que garantizan sumas de dinero, becas de capacitación, cobertura familiar y otros benecios.

3. Imprevistos en el hogar

En la vida cotidiana hay más riesgos de los que se ven a simple vista: cortocircuitos, tuberías rotas, etc.

4. Accidentes de tránsito.

Como se mencionó anteriormente, manejar un automóvil viene acompañado de peligros que es mejor respaldar. El mercado de seguros está enmarcado por una variedad de opciones que te permitirán elegir la póliza que mejor se adapte a tus posibilidades, desde la duración de la misma, monto de cobertura, beneciarios y más.

5. En caso de enfermedades.

Permitan cubrir contingencias de salud, tales como tratamientos especiales, hospitalización, remedios, etc.
Debes tener muy presente que cubrirá tu póliza de seguros y las carencias y restricciones que ésta tiene. La carencia es el tiempo desde que contrataste el seguro hasta que éste comienza a tener efecto. Las restricciones son aquellas situaciones que explícitamente la póliza no cubre.

 

6. Seguros de Salud.

Permitan cubrir contingencias de salud, tales como tratamientos especiales, hospitalización, remedios, etc.

 

Debes tener muy presente que cubrirá tu póliza de seguros y las carencias y restricciones que ésta tiene. La carencia es el tiempo desde que contrataste el seguro hasta que éste comienza a tener efecto. Las restricciones son aquellas situaciones que explícitamente la póliza no cubre.