¿Qué debo considerar para

pedir un crédito?

Puedes comparar entre varias alternativas, fijando siempre el mismo monto para que sea lo más justo posible. Ten en cuenta el CAE, los seguros asociados y el Costo Total.


Si divides el pago de ese crédito en cuotas, considera también los intereses que cada institución podrían cobrar en ese caso.

¿Realmente lo necesito o

puedo esperar y ahorrar?

Usar un medio de crédito para algo que puedes tener después, no te permitirá ahorrar si quieres algo más importante. Es mejor ordenarte y priorizar, antes de endeudarte mensualmente.


Un auto, tu fiesta de matrimonio, un posgrado, cambio de casa o cualquier otra compra más grande, podría verse afectados por deudas que no te permiten guardar parte de tus ingresos.

No entiendo algunos términos

de mi crédito.

No te dejes llevar por el miedo si no sabes lo que significan algunas palabras. Antes de firmar, lee detenidamente el contrato y resuelve tus dudas con un ejecutivo. Es mejor que pidas un crédito con tranquilidad, bien informado y así puedas sacarle el mejor partido.

¿Cómo lograr mis objetivos

si no tengo todo el dinero?

Muchas veces es necesario solicitar financiamiento para realizar algunos proyectos que tienes en mente y que son de gran magnitud, como un auto, estudios o un emprendimiento.


Mientras puedas manejar un crédito de forma responsable y mantengas en orden tus deudas, tendrás la posibilidad de cumplir tus objetivos.

¿Qué debo considerar

para escoger un aval?

Debes tener en cuenta los requisitos que pide cada institución, ya que la persona avalista puede ser una garantía en muchos casos.


Es mejor que se trate de alguien de confianza como un familiar o amigo, porque si además se solicita que esa persona sea un codeudor solidario, en el caso de que no puedas pagar una deuda, será quien responda por ti.

¿Cuál es la mejor manera

de usar un crédito?

Un crédito puede ser un gran apoyo económico cuando lo necesitas. Sin embargo, si no eres ordenado y disciplinado, puedes terminar pagando más debido a los intereses.


Considera cada cuota de tu crédito a pagar como parte de tu presupuesto mensual para que no gastes ese dinero.

¿Qué es un Crédito Social?

Son préstamos en dinero que las Cajas de Compensación otorgan a sus afiliados para cubrir diversas necesidades del trabajador, del pensionado afiliado y sus cargas legales.


Si estás pensando en pedir este tipo de crédito, revisa primero los requisitos que cada institución tiene y las modalidades que existen para pedirlo.

¿Qué es el CAE?

La Carga Anual Equivalente, es un porcentaje que nos permite analizar alternativas bajo las mismas condiciones. Los valores que considera el CAE son el capital, las tasas de interés, los gastos operacionales,entre otros. Toda institución financiera, casa comercial o Caja de Compensación, debe informar este indicador de forma obligatoria.

¡Cuidado con las compras impulsivas!

Comprar con ese medio de pago puede ser muy útil, especialmente si involucra descuentos, acumulación de puntos u otros convenios. Sin embargo, su mal uso suele acarrear más deudas de las que tienes consideradas.


Mide el uso de tu tarjeta de crédito, teniendo en cuenta los gastos que tienes presupuestados mensualmente.

Simplifica tus trámites.

Actualmente ya no es necesario que vayas a una sucursal para pedir un crédito, entregar tus documentos o incluso retirar el monto. Existen alternativas online que simplifican este camino y muchas de las instituciones ofrecen que sea transferido directamente a tu cuenta.


Consulta a un ejecutivo sobre cómo realizar este trámite de forma segura, para que no dudes si quieres dar este importante, pero sencillo paso.